El funcionamiento de un horno crematorio

94 439 56 18
El funcionamiento de un horno crematorio

Entre las empresas funerarias de Bizkaia, la nuestra te garantiza un servicio integral. Nos podemos encargar de la recogida del cuerpo de la persona fallecida, la organización de un velatorio en nuestras instalaciones, así como de su posterior entierro. Además, contamos con un horno crematorio para aquellas personas que desean ser incineradas tras su fallecimiento. Y precisamente en esta nueva entrada del blog queremos detenernos en el horno crematorio para explicarte un poco más del funcionamiento del mismo.

La cremación se lleva a cabo en un horno industrial que puede alcanzar temperaturas de hasta 980 grados. Estos hornos cuentan con modificaciones especiales para asegurar una desintegración del cuerpo eficiente, por ejemplo, se dirigen las llamas al torso del cuerpo, lugar en el que se encuentra la principal masa corporal.

El combustible que se usa puede ser el gas natural o el propano, entre otros. Además, algunos incluyen un sistema de control para conseguir una combustión más eficiente y reducir al mínimo la contaminación ambiental.

Están diseñados, eso sí, para la cremación de un solo cuerpo a la vez. De hecho, muchos países tienen tipificada como ilegal la quema de varios cuerpos al mismo tiempo.

Tras el proceso de incineración se quedan los fragmentos de huesos, que pasan a un aparato, el cremulador, encargado de reducirlos a cenizas. Estas cenizas se depositan en unas urnas establecidas por nuestra legislación y que cuentan con un certificado.

En el caso de que tengas que buscar ayuda para el sepelio de algún familiar no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales. En Bizkaia Funerarias te podemos ayudar en todos los trámites necesarios tras un fallecimiento.

Somos una de las empresas funerarias de Bizkaia que ofrece un servicio más completo. Si quieres información sobre algún servicio en concreto tan solo tienes que preguntarnos. 

haz clic para copiar mailmail copiado