Los orìgenes del epitafio

94 439 56 18
Los orìgenes del epitafio

Como empresa de confianza para servicios funerarios en Bilbao, nos gustaría dedicar este espacio a abordar los orígenes del epitafio.

En primer lugar, nos parece importante recalcar que el epitafio es un texto que honra al difunto y suele escribirse en una lápida o placa.

La tradición de grabar inscripciones en tumbas y monumentos fúnebres se remonta a la época del Antiguo Egipto, la cultura necrofílica por excelencia. En las orillas del Nilo, el culto a los muertos alcanzó unas cotas inimaginables. Su composición era instrumental para las gentes de aquellas zonas y tenía consideración de poesía de los fallecidos.

La inscripción funeraria, que en Egipto gozó de carácter invocatorio e instrumental, pasó a ser un género literario entre los griegos.

Como profesionales de referencia para servicios funerarios en Bilbao, nos gustaría que supieras que los epitafios solían escribirse en versos. Dichas composiciones poéticas eran breves y rezumaban intimidad y sentimentalismo. De su lectura, se sacaba información acerca del carácter del difunto, su oficio, su edad y hasta su manera de morir.

Queremos que sepas que los epitafios cristianos actuales tienen su origen en el mundo griego. Fueron los romanos quienes imitaron a los helenos y luego fueron copiados, a su vez, por los cristianos.

Uno de los epitafios más populares de todos los tiempos es el de Séneca: “Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar.”

No tardes en ponerte en contacto con los profesionales de Bizkaia Funerarias para saber más acerca de nuestros servicios. Te esperamos.

haz clic para copiar mailmail copiado